PDF  Array Imprimir Array  E-mail

Título: ANEMIA POR DEFICIENCIA DE HIERRO

Codificación CIE 10
D50.0 anemia por deficiencia de hierro secundaria a pérdida de sangre (crónica
D50.9 anemia por deficiencia de hierro sin otra especificación

Problema:
Anemia microcítica hipocrómica, producida por deficiencia de hierro, sea por menor absorción intestinal, por requerimientos elevados, pérdidas importantes (hemorragia digestiva, ginecológica), o alimentación escasa.

Objetivos terapéuticos:

1. Restituir los valores normales de hemoglobina circulante
2. Controlar las pérdidas crónicas de sangre o déficit de aporte
3. Suplementar la dieta con hierro

Selección del medicamento de elección:

Principios activos

Eficacia

Seguridad

Conveniencia

Niveles

1

Sulfato ferroso

+++

+++

+++

1-2-3

2

Hierro dextrano

+++

++

++

2-3

Medicamento de elección - condiciones de uso:

Principio activo:
sulfato ferroso

Presentación:

Sulfato ferroso tabletas 300 mg (60 mg de hierro elemental)

Hierro dextrano 50 mg/mL, solución inyectable

Sulfato ferroso 150 mg/5 mL, solución oral (30 mg de hierro elemental/5 mL)

Posología:

Adultos 120 a 200 mg de hierro elemental diariamente en dosis dividida.
Niños 5 a 6 mg/kg de hierro elemental diariamente en dosis dividida.
El hierro dextrano se administra por vía intravenosa. La dosis total se calcula sobre la base del peso corporal y los niveles de hemoglobina y se lo administra diluido en 500 mL de solución salina normal durante 6 horas de infusión continua.

PREVENCIÓN DE ANEMIA POR DEFICIENCIA DE HIERRO:

Mujer adulta 60 mg de hierro elemental diariamente, por vía oral. Niños < 5 años 2 mg/kg de hierro elemental, diariamente, vía oral (máximo 30 mg). Niños >5 años 30 mg de hierro elemental, diariamente, vía oral.

Duración:

Hasta un mes después que la hemoglobina retorne a sus valores normales, generalmente durante tres meses.

Instrucciones:

Tomar con agua o jugos cítricos, dos horas después de las comidas; la administración de hierro junto a vitamina C, favorece la absorción del primero. En casos de déficit severo o desnutrición, puede recurrirse a la administración de hierro elemental, sulfato ferroso, gotas 15 mg de hierro elemental/1 mL; 5 mg/kg/día; dos veces por semana.
Presentación en frasco gotero.

Precauciones:

Administrar entre las comidas.
Los alimentos y los antiácidos disminuyen su absorción.
Contraindicado en pacientes con úlcera péptica.
Las heces pueden tomar un color negro cuando se ingiere sales de hierro.

Efectos indeseables:

Náusea, pirosis, diarrea, constipación, heces de color negruzco.

Sales de hierro (dextrán)

50 mg/mL, solución inyectable.
La dosis total se calcula sobre la base del peso corporal y los niveles de hemoglobina.
E l hierro dextrano se administra por vía intravenosa.
Cantidad total de hierro dextrán (mL) = 0.0442 x (Hb deseada - Hb observada) x peso corporal ideal en kg + (0.26 x peso corporal ideal en kg). Para el cálculo exacto de la dosis de hierro parenteral se puede recurrir online al siguiente calculador: www.globalrph.com/irondextran.htm
La dosis total (generalmente entre 1 y 2 g), debe ser diluida en 500 mL de solución salina normal y se lo administra diluido en 500 mL de solución salina normal, durante 6 horas de infusión continua, previa dosis de prueba: 10 gotas/minuto, durante 10 minutos.
También se puede administrar en una sola vez la dosis total, diluida en dextrosa al 5%, en infusión continua IV, durante 8 - 12 horas, previa dosis de prueba.
El pico de ferritina sérica se alcanza aproximadamente en 7 a 9 días después de la administración IV de dextrán y retorna a la línea base en aproximadamente 3 semanas.

Indicaciones, Hierro parenteral

  • Recuperación rápida de anemia ferropénica
  • Anemia ferropénica severa
  • Efectos indeseables intolerables con el hierro oral
  • Alteraciones del tracto intestinal que afecten la absorción
  • Contraindicaciones para transfusión (criterios religiosos)
  • Terapia conjunta con eritropoyetina
  • Falta notoria de adherencia a la terapia oral
  • Programas de autotransfusión profiláctica (miomatosis severa, placenta previa, placenta   ácreta, historia de hipotonías uterinas en gestaciones anteriores, etc.)

Precauciones generales para el uso del hierro parenteral:
La administración de hierro parenteral puede ser peligrosa más que beneficiosa. Con la excepción de los pacientes en hemodiálisis la respuesta en los valores de hemoglobina no es significativamente mayor que con la ruta oral.
Puede producir flebitis, dolor y tatuaje en el sitio de inyección; cefalea, malestar general, fiebre, artralgias, linfadenopatías generalizadas, urticaria y exacerbación de la enfermedad en pacientes con artritis reumatoide.
Eventual reacción anafiláctica.

Observaciones:
* La administración de hierro parenteral es raramente necesaria y puede estar asociada con reacciones graves de anafilaxia, a veces fatales (1 de cada 300 pacientes). Previamente se debe realizar una prueba de sensibilidad con la administración de 25 mg diluidos en 50 mL de solución salina normal, durante 10 minutos. Se encuentra exclusivamente indicado cuando la administración de hierro oral no es tolerada, es inefectiva (mala absorción) o impracticable
* Idealmente, la suplementación de hierro debe hacerse a base de dieta, que en circunstancias normales cubre las necesidades aumentadas, excepto en el embarazo o anemia ferroprivas severas.
* No se recomienda el empleo de transfusiones sanguíneas, a menos que el paciente tenga síntomas severos o el grado de anemia requiera una elevación rápida de los niveles de Hb, o cuando se presente hemorragia aguda.