PDF 

REGISTRO OFICIAL R. O. No. 496

Administración del Señor Ec. Rafael Correa Delgado Presidente Constitucional de la República del Ecuador

Jueves, 21 de julio de 2011 -

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA:

Expídese el Reglamento para la gestión del suministro de medicamentos y control administrativo financiero.

No. 00000569

EL MINISTRO DE SALUD PÚBLICA

Considerando:

Que, la Constitución de la República del Ecuador, ordena en el artículo 363 numeral 7: “Garantizar la disponibilidad y acceso a medicamentos de calidad, seguros y eficaces, regular su comercialización y promover la producción nacional y la utilización de medicamentos genéricos que respondan a las necesidades epidemiológicas de la población. En el acceso a medicamentos, los intereses de la salud pública prevalecerán sobre los económicos y comerciales”;

Que, mediante Decreto Ejecutivo No. 2007 del 21 de noviembre de 1990, publicado en el Registro Oficial 570 del 26 de noviembre de 1990, se estableció el Sistema Nacional de Atención Farmacoterapéutica (SINAFA);

Que, el proceso de control relativo a la administración de los recursos materiales y financieros del sector público se rige bajo las políticas, instrumentos y normas del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, y la Ley Orgánica de la Contraloría General del Estado;

Que, el artículo 6 numeral 20 de la Ley Orgánica de Salud dispone como responsabilidad del Ministerio de Salud Pública, “Formular políticas y desarrollar estrategias y programas para garantizar el acceso y la disponibilidad de medicamentos de calidad, al menor costo para la población con énfasis en programas de medicamentos genéricos”;

Que, el artículo 154 de la Ley Orgánica de Salud manda que el “Estado garantizará el acceso y disponibilidad de medicamentos de calidad y su uso racional, priorizando los intereses de la salud pública sobre los económicos y comerciales”;

Que, mediante Acuerdo Ministerial No. 00000914 del 28 de diciembre del 2009, se expidió la guía para la recepción y almacenamiento de medicamentos en el Ministerio de Salud Pública;

Que, mediante Acuerdo Ministerial No. 00000915 del 28 de diciembre del 2009, se expidió el Manual de Procesos para la Gestión del Suministro de Medicamentos;

Que, el artículo 80 del Reglamento General de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, publicado en R. O. No. 588 del 12 de mayo del 2009, señala los procedimientos comunes para la subasta inversa corporativa e institucional y en el artículo 2 de la reforma a dicho reglamento expedido mediante Decreto Ejecutivo No. 401, publicado en el R. O. 230 del 7 de julio del 2010, señala el proceso precontractual de contratación directa de medicamentos; y,

En ejercicio de las atribuciones concedidas por los artículos 151 y 154, numeral 1 de la Constitución de la República del Ecuador y el artículo 17 del Estatuto del Régimen Jurídico y Administrativo de la Función Ejecutiva,

Acuerda:

Expedir el Reglamento para la Gestión del Suministro de Medicamentos y Control Administrativo y Financiero.

TÍTULO I

ÁMBITO DE APLICACIÓN

Art. 1.- El presente reglamento se aplicará en todas las unidades ejecutoras del Ministerio de Salud Pública, con el propósito de controlar la gestión del suministro de medicamentos y los procedimientos administrativo y financiero, de conformidad con las normas legales vigentes.

Art. 2.- Para efectos de lo dispuesto en el artículo anterior, entiéndase por Unidad Ejecutora del Ministerio de Salud a: Planta Central, direcciones provinciales de salud, áreas de salud, hospitales y otras entidades que cuenten con un presupuesto descentralizado y aprobado por el Ministerio de Finanzas.

Art. 3.- La dispensación y entrega de todos los medicamentos, incluidos los de maternidad gratuita; se realizará exclusivamente a través de los servicios farmacéuticos (farmacias y botiquines institucionales).

TÍTULO II

DE LOS SERVICIOS O ESTABLECIMIENTOS FARMACÉUTICOS

CAPÍTULO I

DE LA NATURALEZA, RESPONSABILIDADES Y ATRIBUCIONES

Art. 4.- Las farmacias institucionales estarán ubicadas en todos los centros de salud y hospitales independientemente de su nivel de complejidad. Los botiquines estarán ubicados en los subcentros de salud y puestos de salud.

Art. 5.- Las farmacias institucionales: hospitalarias y ambulatorias o de consulta externa funcionarán bajo la responsabilidad de un químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico, sin excepción alguna, conforme lo establece el artículo 166 de la Ley Orgánica de Salud.

Los botiquines institucionales funcionarán bajo la responsabilidad de un auxiliar de farmacia capacitado.

Art. 6.- Las farmacias institucionales deberán cumplir con los siguientes requerimientos:

Estar exclusivamente destinadas para la dispensación y entrega de medicamentos;

Disponer de sistemas y mecanismos de control de luz, temperatura y humedad;

Disponer de un área de atención al usuario que garantice comodidad, y calidad en la atención farmacéutica;

Disponer de mobiliario y equipamiento, que garantice: el almacenamiento adecuado de medicamentos, preparaciones farmacéuticas, distribución por dosis unitaria y dispensación de los medicamentos;

Disponer de equipos y áreas acondicionadas para el mantenimiento y conservación de medicamentos termolábiles;

Disponer de accesorios de seguridad contra: incendios, robos, acumulación de gases tóxicos y otros;

Mantener condiciones higiénico sanitarias adecuadas; y,

Contar con ambientes debidamente rotulados.

Art. 7.- Las farmacias institucionales deben sujetarse a los parámetros técnicos establecidos en el Manual de Procesos para la Gestión del Suministro de Medicamentos y en la Guía para la recepción y almacenamiento de medicamentos en el Ministerio de Salud Pública, sin excepción alguna.

Art. 8.- Los botiquines son establecimientos o servicios farmacéuticos de menor complejidad, dependen jerárquicamente del Jefe de la Unidad Operativa donde se encuentren instalados, deben funcionar bajo el control técnico del químico o bioquímico farmacéutico líder de proceso de gestión de farmacia del área de salud.

Dispondrán de los medicamentos de acuerdo a la lista de medicamentos esenciales aprobada por el Comité de Farmacoterapia del Área de Salud.

TÍTULO III

DE LA GESTIÓN Y SUMINISTRO DE

MEDICAMENTOS

CAPÍTULO I

DE LA SELECCIÓN

Art. 9.- Cada Unidad Ejecutora debe contar con un Comité de Farmacoterapia, que será el responsable del proceso de selección y programación de necesidades de los medicamentos de acuerdo al perfil de morbimortalidad y a los consumos históricos.

Art. 10.- La selección de los medicamentos se hará en base al Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos (CNMB) vigente, salvo las excepciones previstas en la ley que, se sujetarán a lo establecido en el artículo 19.1 del Reglamento a la Ley de Producción, Importación, Comercialización y Expendio de Medicamentos Genéricos de Uso Humano.

Art. 11.- La selección de medicamentos deberá cubrir los requerimientos de la demanda, incluyendo a todos los grupos etarios.

Art. 12.- En caso de que no hubiere protocolos de tratamiento oficializados para determinada patología, el Comité de Farmacoterapia los establecerá e implementará en la Unidad Ejecutora correspondiente.

Art. 13.- Producto de la selección, cada unidad de salud contará con una lista de medicamentos esenciales, los mismos que deben coincidir en: concentración y forma farmacéutica con los que constan en el Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos vigente.

CAPÍTULO II

DE LA ADQUISICIÓN

Art. 14.- La adquisición de medicamentos la realizarán exclusivamente las unidades ejecutoras que brinden atención de salud a los usuarios. Las direcciones provinciales de salud, únicamente ejecutarán presupuestos asignados por este concepto para el programa de unidades móviles de salud y en caso de emergencia sanitaria.

Art. 15.- El Director de la Unidad Ejecutora, dispondrá a quien corresponda realice la adquisición de los medicamentos programados y aprobados por el Comité de Farmacoterapia, sujetándose a las disposiciones técnicas y legales vigentes, para lo cual se observará lo siguiente:

Los medicamentos que se adquieran deben cumplir con todos los requisitos sanitarios establecidos en la Ley Orgánica de Salud que permita garantizar su calidad, seguridad y eficacia;

Para la adquisición de medicamentos se cumplirá con lo dispuesto en el Régimen Especial, Sección II, Adquisición de Fármacos del Capítulo VII del Reglamento General de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, publicado en el Registro Oficial 588 del 12 de mayo del 2009 y su reforma expedida mediante Decreto Ejecutivo 401, publicado en el Registro Oficial 230 del 7 de julio del 2010; los cuales establecen los mecanismos de: subasta inversa corporativa, contratación directa, adquisición a través de organismos internacionales y adquisición de medicamentos especiales, así:

Subasta inversa electrónica, se aplicará lo señalado en los artículos 44 al 48 y del 77 al 80 del Reglamento General de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.

Contratación directa, se aplicará lo señalado en el artículo 81 del Reglamento General de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, y la reforma expedida mediante el Decreto Ejecutivo 401 del 21 de junio del 2010, publicado en Registro Oficial Nº 230 del 7 de julio del 2010.

Ínfima cuantía, se aplicará lo señalado en la Resolución INCOP 048-2011 del 2 de mayo del 2011.

Adquisición a través de organismos internacionales, se aplicará lo señalado en los artículos 82 y 83 del Reglamento General de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.

Adquisición de medicamentos especiales, se aplicará lo señalado en los artículos 84 y 85 del Reglamento General de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.

CAPÍTULO III

DE LA RECEPCIÓN Y

ALMACENAMIENTO

Art. 16.- Las unidades ejecutoras mantendrán una bodega para el almacenamiento y distribución específicamente de medicamentos, observando lo establecido en la guía para la recepción y almacenamiento de medicamentos. Se recomienda que el stock de almacenamiento no sobrepase un cuatrimestre.

Excepcionalmente se almacenarán medicamentos en las bodegas de las direcciones provinciales de Salud, en cuyo caso se distribuirán lo antes posible.

Art. 17.- Los centros de salud y hospitales dispondrán de farmacias institucionales y los subcentros de salud y puestos de salud dispondrán de un botiquín institucional, los mismos que contarán con una lista de medicamentos acorde a su complejidad.

Art. 18.- La recepción deberá realizarse de acuerdo a lo establecido en la guía para la recepción y almacenamiento de medicamentos en el Ministerio de Salud Pública.

CAPÍTULO IV

DE LA DISPENSACIÓN

Art. 19.- Para la dispensación y entrega de los medicamentos, incluidos los de maternidad gratuita por parte del personal de farmacia, se debe considerar lo siguiente:

1. Dispensación y entrega a pacientes ambulatorios:

El paciente debe haber sido atendido previamente por un profesional prescriptor de la unidad de salud, ya sea en consulta externa o emergencia, dicha intervención deberá ser registrada en la historia clínica respectiva;

Se procederá a la dispensación y entrega de los medicamentos prescritos con el nombre genérico o denominación común internacional, sujetándose a los protocolos de tratamiento establecidos. Si por excepción no fuera procedente la aplicación del protocolo correspondiente, el prescriptor explicará las causas al reverso de la receta con firma y sello respectivo;

Los medicamentos a ser dispensados y entregados deben constar en la lista de medicamentos esenciales definida por el Comité de Farmacoterapia de la Unidad de Salud en la misma que debe especificarse la forma farmacéutica y concentración;

Una vez que se ha verificado que la receta cumple con todos los requisitos establecidos en el presente reglamento, se procederá a la dispensación y entrega de los medicamentos; caso contrario el personal de la farmacia solicitará al prescriptor la rectificación respectiva que debe ser avalada con la frase “vale enmienda” junto con el sello y la firma del prescriptor;

Para control de la entrega del medicamento, se registrará los medicamentos a dispensar con su respectivo precio, en una nota de entrega que constará de un original y dos copias, la misma que tendrá información pre impresa que indique “medicamento gratuito” o “exonerado de pago”, a fin de que el paciente conozca el costo de los medicamentos recibidos cuyo pago ha sido exonerado en su totalidad; En la nota de entrega deberá asignarse un espacio para la firma del paciente o su familiar (en casos excepcionales), como constancia de la recepción de los medicamentos entregados;

El químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico supervisará la dispensación, verificando que la información de la nota de entrega corresponda a las recetas dispensadas;

La nota de entrega original junto con las recetas dispensadas respectivas, deberán ser archivadas en farmacia durante 10 años. La primera copia de la nota de entrega se adjuntará al informe diario de dispensación y entrega de medicamentos, la misma que debe ser enviada al Departamento Financiero para su registro y control. La segunda copia de la nota de entrega deberá ser entregada al paciente junto con las indicaciones de la receta;

Por ningún motivo se atenderá órdenes hechas en forma verbal, ya que debe existir un documento de respaldo para la entrega de los medicamentos;

Es responsabilidad del químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico la dispensación de los medicamentos y en los casos que se requiera deberá hacer seguimiento farmacoterapéutico. Además, supervisará y brindará apoyo técnico para optimizar el trabajo del personal auxiliar de farmacia y del Guardalmacén;

En los puestos de salud, la dispensación estará a cargo de auxiliares de enfermería capacitados y supervisados por el químico farmacéutico del Área de Salud respectiva; y,

Bajo ningún concepto, se dispensarán recetas ilegibles, alteradas, con tachones o enmiendas no validadas con el sello y la firma del prescriptor.

2. Dispensación y entrega a pacientes hospitalizados:

Se deberá implementar la distribución por dosis unitaria de medicamentos en todos los hospitales;

En tanto se implementa el sistema de distribución por dosis unitaria, el personal de enfermería del servicio correspondiente, elaborará una hoja de pedido a la que se adjuntará las recetas con dosis para 24 horas y entregará a la farmacia, en donde se debe verificar que las recetas estén completas y correctamente formuladas. En caso de encontrar errores o faltantes en la solicitud, se debe solicitar al personal de enfermería que se corrijan antes de proceder con la recepción definitiva de la solicitud;

Con la hoja de pedido y recetas por paciente, el personal de farmacia verificará la disponibilidad de cada medicamento, según la forma farmacéutica, concentración y cantidad solicitada. En caso de no disponer del medicamento, deberá informar inmediatamente al servicio de hospitalización que solicitó el medicamento, a fin de que el médico tratante tome la decisión de posibles cambios. Si el médico tratante genera cambios, se deberá actualizar la receta médica para soportar el nuevo despacho desde la farmacia;

En farmacia se preparará la dispensación para cada paciente en un recipiente o una funda rotulada con el nombre respectivo del paciente. El personal de farmacia entregará en cada servicio los medicamentos. El químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico o auxiliar de farmacia entrenado, entregará los medicamentos al personal de enfermería de cada servicio, verificando que los mismos correspondan a cada paciente en: cantidad, concentración y forma farmacéutica a fin de constatar que no haya inconsistencias ni errores;

Para precautelar la seguridad del uso de los medicamentos, por ningún concepto se sacará los mismos de su respectivo blíster antes de ser administrados al paciente;

Los profesionales responsables de la dispensación y administración de los medicamentos en hospitalización firmarán la nota de egreso de farmacia, como constancia de que se entrega y recibe a satisfacción cada una de ellas;

En caso de existir devoluciones de medicamentos por sobrantes de la jornada anterior, el personal de enfermería procederá a hacer la devolución a farmacia en el recipiente o funda rotulada con el nombre del paciente, debiendo llenar el formulario respectivo que consta en el Manual de Procesos para la Gestión del Suministro de Medicamentos, en el cual se debe indicar el motivo de la devolución;

El químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico verificará las devoluciones generadas en el servicio de hospitalización durante la jornada anterior, constatando que la información consignada en el formulario para devolución de medicamentos por paciente, coincida con la devolución física;

En caso de encontrar inconsistencias entre lo reportado en el formulario y la devolución física, se solicitará al personal de enfermería verificar y rectificar antes de recibir las devoluciones definitivamente y hacer el reingreso en el kárdex; y,

Los medicamentos del coche de paro utilizados para la reanimación cardio-pulmonar deberán ser repuestos inmediatamente a través de recetas, en las cuales obligatoriamente debe constar el nombre del paciente, registrado en el formulario 008, diagnóstico, número de historia clínica con el sello y firma del médico que prescriba el tratamiento.

TÍTULO IV

CAPÍTULO I

DE LA PRESCRIPCIÓN

Art. 20.- Los médicos, odontólogos y obstétrices están autorizados a prescribir estrictamente los medicamentos correspondientes a su especialidad, conforme se establece en el artículo 168 de la Ley Orgánica de Salud, usando obligatoriamente el nombre genérico o denominación común internacional del medicamento.

Además, se deberá guardar coherencia con el nivel de complejidad de la unidad de salud establecido en el Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos vigente.

Art. 21.- El químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico responsable de la farmacia hará llegar una lista actualizada de medicamentos disponibles, a todos los profesionales prescriptores, con una periodicidad de máximo 15 días; a fin de que los mismos tengan conocimiento de las existencias y prescriban los medicamentos del stock. Para cumplir con este objetivo, se debe establecer un flujo de información entre bodega y farmacia señalando individualmente los stocks disponibles al momento y especificando la fecha de vencimiento.

Art. 22.- El profesional prescriptor determinará el tratamiento farmacológico de acuerdo a la naturaleza, evolución y duración de la enfermedad; especificando en cada caso el número requerido y la frecuencia de administración, así:

Para emergencia, la dosis prescrita deberá ser para un máximo de tres días, a excepción de los antibióticos que deben completar su esquema de tratamiento. En el área de observación, la dosis prescrita deberá ser para un máximo de veinte y cuatro horas. La validez para la dispensación de la receta emitida por emergencia será de veinte y cuatro horas;

En consulta externa:

Para casos agudos, la dosis prescrita deberá ser en la cantidad y tiempo que señale el protocolo. La validez para la dispensación de la receta será de cuarenta y ocho horas.

Cuando la cantidad sobrepase lo establecido en el protocolo del tratamiento, el profesional prescriptor deberá escribir justificando en el reverso de la receta con firma y sello respectivo, caso contrario la receta no será dispensada.

Para casos crónicos, la dosis prescrita puede ser hasta un máximo de tres meses. La receta tendrá validez para la dispensación hasta cinco días después de haber sido emitida;

En hospitalización, la validez de la receta para la dispensación será de veinte y cuatro horas;

Las recetas de psicotrópicos y estupefacientes se realizarán conforme lo dispone la ley y respectivos reglamentos; y,

La prescripción de: quinolonas y cefalosporinas de tercera y cuarta generación, derivados del carbapenem, glicopéptidos, linezolid y otros que por razones de seguridad y/o costo se definan, serán dispensados de acuerdo al protocolo que el Comité de Farmacoterapia establezca.

Art. 23.- Por ningún concepto se podrá utilizar los recetarios institucionales en consultorios particulares.

Art. 24.- La prescripción se realizará en el modelo estandarizado de receta emitida por la Dirección de Normatización del Ministerio de Salud Pública, la cual debe ser completada de manera total sin omitir dato alguno, incluido sello, código y firma del profesional prescriptor, quien será responsable del manejo y uso que se dé a la receta. Cabe señalar que en caso de auditorías médicas y auditorías administrativas financieras, se comparará el tratamiento prescrito en la receta con la historia clínica respectiva de cada paciente.

CAPÍTULO II

DE LA RECETA

Art. 25.- La receta constituye un vínculo de comunicación asistencial entre el prescriptor, dispensador y paciente, por lo cual es el único documento válido para retirar el medicamento de farmacia de la Unidad de Salud.

Art. 26.- Las recetas en las que consten estupefacientes y psicotrópicos o elementos que las contengan, serán prescritas en una receta especial de conformidad con lo establecido en la ley y respectivos reglamentos.

Art. 27.- El formato de receta se utilizará de acuerdo al tipo de atención que se brinde, diferenciándolo por colores: para atención ambulatoria de color celeste, hospitalización de color rosado y emergencia de color amarillo.

Art. 28.- Para la dispensación de las recetas de uso ambulatorio, se considerará el tiempo de validez de la receta establecida en el artículo 22 del presente reglamento, pasado este periodo se requiere actualizarla.

Art. 29.- La prescripción será un medicamento por receta, escrito con letra legible, con nombre genérico, sin siglas ni abreviaturas, describiendo el medicamento con la forma farmacéutica, concentración y cantidad a dispensar, validada con la firma y sello del prescriptor. De no cumplirse con estos elementos, no se dispensará el medicamento prescrito.

El sello del prescriptor debe contener la información dispuesta en el artículo 1 del Acuerdo Ministerial No. 00000438 del 5 de agosto del 2010, esto es: el nombre y apellido, datos del registro del título profesional en el Ministerio de Salud Pública que consta de: libro, folio y número, validado con su respectiva firma y el código de prescriptor asignado por la Unidad Ejecutora.

Art. 30.- En el encabezado de la receta deben estar registrados los datos del paciente, número de la receta, número de historia clínica, nombre y apellido, edad, sexo y servicio en el que fue atendido.

Art. 31.- En la receta debe registrarse el nombre genérico del medicamento, la concentración y forma farmacéutica, la cantidad en letras y números. Al pie de la misma debe constar el sello y firma del prescriptor.

Art. 32.- En las farmacias y botiquines institucionales, se mantendrá un registro con nombre, apellido, firma, rúbrica y código de los profesionales prescriptores a fin de contrastar con las prescripciones.

Art. 33.- Las indicaciones, deben ser desprendibles, donde el médico describirá con letra clara, legible y sin abreviaturas, la frecuencia de la administración y duración del tratamiento.

Art. 34.- La persona encargada de entregar los recetarios, llevará un control en el que se registre el número de recetarios entregados, la numeración y los datos generales de cada prescriptor.

Cada prescriptor será el único responsable de la correcta utilización de los recetarios entregados; en caso de pérdida está obligado a reportar el incidente dentro de las veinte y cuatro horas subsiguientes a la persona encargada del control, quien procederá a su anulación y notificación inmediata al servicio de farmacia.

TÍTULO V

DE LAS RESPONSABILIDADES,

ATRIBUCIONES Y PRODUCTOS

CAPÍTULO I

DEL QUÍMICO FARMACÉUTICO Y/O

BIOQUÍMICO FARMACÉUTICO

Art. 35.- El químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico responsable de la farmacia, será caucionado conforme lo establece el Reglamento para Registro y Control de Cauciones, publicado en el Registro Oficial 120 de 8 de julio del 2003.

Art. 36.- El químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico cumplirá las siguientes funciones:

Organizar, planificar, dirigir, ejecutar y controlar las actividades farmacéuticas, dispensar y supervisar la entrega en forma segura de los medicamentos;

Participar como Secretario del Comité de Farmacoterapia de su unidad ejecutora;

Asesorar técnicamente al Comité de Farmacoterapia para el aprovisionamiento de los medicamentos de la unidad ejecutora, mediante las siguientes acciones:

Proporcionar la información necesaria al Comité de Farmacoterapia para la actualización de la lista de medicamentos esenciales, basados en el Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos vigente.

Consolidar las necesidades de medicamentos de acuerdo al perfil epidemiológico respectivo de la Unidad de Salud.

Evaluar cuatrimestralmente la programación de medicamentos y los consumos.

Aprobar las requisiciones periódicas de los medicamentos de los subcentros, puestos y unidades móviles de salud en base al calendario establecido previamente.

Realizar la recepción técnica de los medicamentos y supervisar el cumplimiento de las condiciones de almacenamiento de los medicamentos conforme a la normativa legal vigente.

Apoyar técnicamente para mantener los stocks necesarios de medicamentos; así como gestionar las devoluciones sujetándose a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Salud y al Reglamento de Control y Funcionamiento de los Establecimientos Farmacéuticos.

Preparar las fórmulas magistrales y oficinales aprobados por el Comité de Farmacoterapia;

Realizar el seguimiento farmacoterapéutico de pacientes ambulatorios con patologías crónicas y pacientes hospitalizados, actividad que se registrará en el perfil farmacoterapéutico o historia farmacoterapéutica del paciente;

Programar y desarrollar la capacitación y educación continua para el personal de la farmacia, el equipo de salud, el paciente y la comunidad para el cumplimiento de la terapia y el uso racional de los medicamentos;

Participar en programas docentes-asistenciales del Ministerio de Salud Pública y universidades, para la enseñanza práctica de la farmacia hospitalaria y clínica;

Desarrollar tareas de investigación sobre la atención farmacéutica, uso racional de medicamentos y otros en la Unidad de Salud correspondiente;

Cumplir y hacer cumplir con las disposiciones sobre la dispensación, expendio y custodia de estupefacientes y psicotrópicos de acuerdo a la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, Ley Orgánica de Salud, leyes y reglamentos conexos vigentes;

Coordinar funciones en la administración de los recursos humanos y materiales destinados para el funcionamiento de las farmacias institucionales;

Participar en estudios de utilización de medicamentos;

Intervenir en el diseño de protocolos y normas de tratamiento institucionales;

Participar activamente en el Sistema de Farmacovigilancia; y,

Consolidar mensualmente el consumo de medicamentos y enviar al químico o bioquímico farmacéutico responsable del proceso de gestión de medicamentos provincial respectivo, quien a su vez consolidará el consumo de la provincia y enviará a la Dirección de Control y Mejoramiento en Vigilancia Sanitaria de planta central.

CAPÍTULO II

DEL AUXILIAR DE FARMACIA

Art. 37.- El Auxiliar de Farmacia será caucionado conforme lo establece el Reglamento para Registro y Control de Cauciones.

Art. 38.- Los auxiliares de farmacia constituyen el personal de apoyo del profesional químico o bioquímico farmacéutico y sus funciones se detallan a continuación:

Entregar los medicamentos a los usuarios según instrucciones proporcionadas por el bioquímico farmacéutico;

Elaborar el informe diario valorado de consumo de medicamentos y entregar al químico farmacéutico responsable de la unidad quien enviará a la Dirección Financiera;

Mantener el kárdex de farmacia actualizado a fin de contar con niveles de stocks adecuados de medicamentos;

Informar periódicamente al químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico cuando los medicamentos lleguen a su stock mínimo a fin de iniciar el trámite de reposición;

Recibir, almacenar, conservar y controlar los stocks de medicamentos conforme lo establecen el Manual de Procesos para la Gestión del Suministro de Medicamentos y la Guía de Recepción y Almacenamiento de Medicamentos del Ministerio de Salud;

Asistir a programas de capacitación sobre el uso racional de medicamentos y otros; y,

Las demás, que por necesidad le asigne el líder del proceso de gestión de farmacia.

CAPÍTULO III

DEL GUARDALMACÉN O RESPONSABLE

DE BODEGA DE MEDICAMENTOS

DE LA UNIDAD EJECUTORA

Art. 39.- El Guardalmacén o responsable de bodega de medicamentos debe ser caucionado, conforme se establece en el Reglamento de Registro y Control de Cauciones, contará con el apoyo técnico y la supervisión del químico o bioquímico farmacéutico. Tendrá las siguientes funciones:

Ejecutar labores de recepción administrativa, custodia y almacenamiento de acuerdo a lo establecido en la guía de recepción y almacenamiento de medicamentos en el Ministerio de Salud Pública;

Mantener registros actualizados de las existencias o inventario de medicamentos especificando las fechas de vencimiento de cada lote en existencia;

Atender oportunamente las solicitudes de aprovisionamiento de los medicamentos;

Participar en la ejecución de control de inventarios a realizarse periódicamente;

Informar quincenalmente el movimiento y stock de medicamentos conforme el requerimiento del líder de proceso de gestión de farmacia;

Participar en las entrega-recepciones, transferencias, constataciones físicas, devoluciones de medicamentos, etc.; y,

Las demás, que por necesidad de los servicios le asigne el líder del servicio de farmacia.

CAPÍTULO IV

DEL RESPONSABLE ADMINISTRATIVO Y FINANCIERO DE LAS UNIDADES EJECUTORAS

Art. 40.- Son funciones del responsable administrativo y del responsable financiero de las unidades ejecutoras en el manejo de medicamentos, las siguientes:

Participar en la elaboración de la pro forma presupuestaria para la adquisición de medicamentos en base a la selección y programación, realizada por el Comité de Farmacoterapia;

Presentar informes de ejecución presupuestaria del ítem de medicamentos;

Preparar informes y reportes financieros de los movimientos por ingresos y consumos de la farmacia y botiquines institucionales y remitirlos mensualmente a la Coordinadora de Gestión Financiera para el registro en el sistema e-Sigef;

Participar por sí o por intermedio de un delegado en la ejecución de procedimientos administrativos y financieros, constataciones físicas, inventarios, bajas, transferencias y entregas-recepciones;

Emitir la certificación presupuestaria acorde al Plan Anual de Compras; y,

Disponer la revisión diaria del informe diario de consumo de medicamentos de la farmacia institucional con las observaciones correspondientes.

TÍTULO VI

CAPÍTULO I

DE LAS FUNCIONES DEL COMITÉ DE

FARMACOTERAPIA

Art. 41.- Cada hospital y área de salud deberá conformar su respectivo Comité de Farmacoterapia.

El Comité de Farmacoterapia del hospital estará conformado por: el Director del hospital o su delegado, el Jefe de cada servicio, el Director de docencia, Jefe de Enfermería y un químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico del servicio de farmacia hospitalaria, quien actuará como Secretario.

El Comité de Farmacoterapia del área de salud estará conformado por: el Jefe de Área o su delegado, tres médicos en representación de los subcentros y el químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico del área, quien actuará como Secretario.

Art. 42.- Los miembros del Comité de Farmacoterapia serán los responsables de la selección y programación de las necesidades de medicamentos, así como promover el uso racional de medicamentos y la farmacovigilancia.

Art. 43.- El Comité de Farmacoterapia a fin de mejorar de forma significativa el uso racional de medicamentos y reducir los costos en los hospitales y en otros centros de atención de salud, desarrollará las siguientes acciones:

Asesorar en todos los aspectos relativos a la gestión farmacéutica;

Velar por la aplicación de la legislación farmacéutica emitida;

Seleccionar y programar la adquisición de los medicamentos para su respectiva unidad ejecutora de acuerdo al perfil epidemiológico, tomando como referencia el Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos vigente;

Hacer el seguimiento de la aplicación de los protocolos terapéuticos normalizados y en casos necesarios, elaborarlos para patologías específicas no contempladas en los protocolos nacionales;

Realizar estudios muestrales dos veces al año con respecto al cumplimiento de lo establecido en este reglamento en relación a la receta;

Adoptar medidas destinadas a mejorar el uso racional de medicamentos en cuanto a prescripción, dispensación, administración y uso de los medicamentos;

Identificar oportunamente los riesgos asociados a medicamentos y gestionarlos de acuerdo a su competencia;

Coordinar con el Comité de Farmacovigilancia correspondiente, a fin de evaluar los errores de medicación, falla terapéutica y reacciones adversas a medicamentos que se produzcan en la unidad;

Informar a todos los miembros del personal sobre los problemas, políticas y decisiones relativas al uso de medicamentos; y,

Realizará por lo menos dos eventos anuales de formación en el uso racional de antibióticos.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

PRIMERA.- Para la implementación y ejecución del presente reglamento, se otorga a cada Dirección Provincial de Salud, un plazo de treinta días contados a partir de la suscripción de este reglamento para implementar el control administrativo y financiero en todas las unidades ejecutoras de cada provincia.

SEGUNDA.- Para la aplicación del presente reglamento se debe precautelar la dotación de recursos humanos y equipamiento en un plazo no mayor a sesenta días, a partir de la suscripción de este reglamento.

DISPOSICIONES GENERALES

PRIMERA.- Para la dispensación y entrega de medicamentos a través de las farmacias y botiquines institucionales, es un requisito indispensable que en la receta conste el nombre genérico o denominación común internacional y demás requisitos establecidos en el presente reglamento.

SEGUNDA.- El químico farmacéutico o bioquímico farmacéutico responsable de la dispensación, registrará diariamente las recetas que no son dispensadas, indicando las causas (rupturas de stock, que no consten el Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos vigente, etc.) y colocará un sello en la receta que diga: “autorizada la dispensación en farmacias privadas”. En caso de ausencia, el químico o bioquímico farmacéutico delegará esta función a quien corresponda a fin de que cumpla con esta disposición.

TERCERA.- Todos los prescriptores se sujetarán a las disposiciones establecidas en el presente reglamento y en el caso que requiera prescribir medicamentos fuera del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos, deberán colocar en el extremo derecho de la receta un sello que diga: “medicamento fuera del CNMB”.

CUARTA.- Es obligatorio utilizar los formatos establecidos en el Manual de Procesos para la Gestión del Suministro de Medicamentos.

QUINTA.- Todas las unidades de salud del Ministerio de Salud Pública, sin excepción deberán conformar el sistema informático integral: de facturación (notas de entrega) y de bodegas (egresos) con los cuales se realizará el control administrativo y financiero de medicamentos.

SEXTA.- Todas las farmacias institucionales de hospitales y las de atención ambulatoria del Ministerio de Salud Pública, sin excepción deberán contar, con profesionales químicos farmacéuticos o bioquímicos farmacéuticos suficientes, para lo cual se considerará el nivel de producción y actividades, así: en hospitalización un farmacéutico por cada 100 camas, en hospitales que disponen de distribución por dosis unitaria un químico farmacéutico por cada 50 camas, y en atención primaria, un farmacéutico por cada área de salud, quien será el responsable técnico de la farmacia y bodega.

SÉPTIMA.- Todos los hospitales implementarán el sistema de distribución por dosis unitaria, por lo menos en un servicio, en un plazo no mayor a ciento ochenta días contados a partir de la publicación en el Registro Oficial, implementándose progresivamente en los demás servicios del hospital.

OCTAVA.- Los servidores públicos que desempeñen funciones de recepción, adquisición, almacenamiento, control, administración y custodia de bienes públicos como son los medicamentos, tienen la obligación de prestar caución a favor de las respectivas instituciones del Estado de acuerdo a la normativa legal vigente.

NOVENA.- El incumplimiento de las disposiciones emitidas en el presente acuerdo será objeto de sanción administrativa, como lo establece la Ley Orgánica de Salud y la Ley Orgánica de Servicio Público.

DÉCIMA.- Las disposiciones de este reglamento prevalecerán por sobre otras de igual naturaleza y prevalecerán sobre estas en caso de hallarse en oposición.

DÉCIMA PRIMERA.- Deróganse los reglamentos y disposiciones que contravengan a la aplicación del presente reglamento.

DISPOSICIÓN FINAL

El presente reglamento entrará en vigencia a partir de la fecha de su suscripción sin perjuicio de su publicación en el Registro Oficial y será de aplicación en todo el territorio nacional y de su cumplimiento encárguense las direcciones de: Control y Mejoramiento en Vigilancia Sanitaria, Normatización, Gestión Financiera, Gestión Administrativa, direcciones provinciales de salud y unidades ejecutoras a nivel nacional de esta Cartera de Estado.

Dado en el Distrito Metropolitano de Quito, a 6 de julio del 2011.

f.) Dr. David Chiriboga Allnutt, Ministro de Salud Pública.

Es fiel copia del documento que consta en el Archivo del Proceso de Vigilancia Sanitaria, al que me remito en caso necesario.- Lo certifico.- Quito, a 6 de junio del 2011.- f.) Dra. Nelly Cecilia Mendoza Orquera, Secretaría General, Ministerio de Salud Pública.